Lectura inferencial

Existen diversos tipos de lectura y en este artículo abordaremos una de las más interesantes y útiles para el proceso de creación de conocimiento y apropiación de la información: la lectura inferencial.

¿En qué consiste la lectura inferencial?

En términos muy simples, la lectura inferencial no es más que el proceso de construcción de un conjunto de deducciones que surgen al leer un texto.

Pero ahondando un poco más encontramos que este tipo de lectura es clave para el desarrollo de nuevos conceptos que surgen a partir de un proceso interpretativo.

Aquí nuestros conocimientos son empleados para, precisamente, ofrecernos esa interpretación que caracteriza a este tipo de lectura.

La lectura inferencial es uno de los pilares del proceso de comprensión de la información presente en el texto. Junto con la lectura crítica, forman un binomio clave en el proceso de análisis, comprensión y estudio del contenido escrito.

Características de la lectura inferencial

La principal característica de la lectura inferencial recae en su objetivo, que no es más que tomar una pieza de información que se encuentra dentro de un texto y compararla o relacionarla con el conocimiento propio y/o con otras fuentes. Pero como debes imaginar, hay otros elementos que describen a este tipo de lectura, veamos cales son:

  • La lectura inferencial está caracterizada, de acuerdo a su funcionalidad, como un abordaje para descifrar la información contenida en un texto, ya sea en función del conocimiento propio o al contrastar con otras fuentes. De igual manera, se usa para construir resúmenes de esa información.
  • Esta es una forma de establecer una reconstrucción de la carga informativa presente en un texto. Adicionalmente, ofrece al lector un conjunto de elementos clave que facilitan la comprensión de los hechos descritos dentro de la narrativa, la inclinación formativa creada a partir de opiniones expresadas, así como el género al que pertenece el material leído.
  • Tal como su nombre lo indica, la lectura inferencial permite al lector elaborar inferencias.

¿Cuál es la forma en la que puedo realizar una lectura inferencial?

Para realizar una lectura inferencial exitosa y que te permita realizar un abordaje efectivo a la información contenida dentro de un material escrito, tan solo debes seguir estos simples pasos:

Procede a realizar un repaso bastante general del texto

Lo primero que debes hacer es hojear o revisar el texto en cuestión sin que implique en esta primera instancia una profundización en la lectura.

Haz una identificación y examen de los paratextos presentes en el escrito

Ya sean verbales e icónicos, los textos recurren a los paratextos como elementos de apoyo y/o guía para dar de manera concisa la información al lector.

En el primero de los casos nos referimos a los epígrafes y demás enunciados que hacen un acompañamiento verbal al texto. Por su parte, los paratextos icónicos hacen referencia a información presentada en imágenes, infografías, cambios en los tipos de letra, diseño y diagramación etc.

Construye una hipótesis de acuerdo a la información presente en el texto

Ahora llegó el momento de construir una hipótesis en función a lo que viste preliminarmente en el texto. Para esto es imprescindible que lo vincules con tus conocimientos y/u otras fuentes, además que debes formularte una serie de preguntas fundamentales:

  1. ¿Cuál es mi conocimiento sobre el contenido presente en el escrito?
  2. ¿Cuáles son las intenciones u objetivos que pretende alcanzar el autor al realizar esta obra?
  3. ¿Qué fuentes me pueden servir para vincularlas con el tema que estoy revisando?

En el caso de tratarse de un texto de carácter académico estos poseen un resumen en el que se concentra la información clave que permite acelerar la creación de inferencias. De igual modo, las introducciones deben recibir una revisión.

Realiza una lectura minuciosa del material escrito

Este es un proceso que se debe realizar con el adecuado detenimiento, ya que es necesario que identifiques cualquier concepto que te resulte desconocido o poco familiar y discernir su significado.

Adicionalmente, este es el momento cuando vamos a extraer las ideas principales, identificar palabras clave o puntualizar aquella información que nos sea de interés.

Es recomendable que vayas subrayando el texto en la medida que seleccionas la información que consideras importante en la medida que la vas encontrando. También, puedes ir tomando notas o llenado fichas.

Discierne el contenido temático del texto

Previamente te habíamos señalado que establecieras una o unas hipótesis sobre el texto después de efectuar una lectura rápida. Pues ahora llegó el momento de identificar plenamente cuál es el tema o temas plasmados en el escrito, cuáles son las intenciones u objetivos a satisfacer y qué nos están diciendo.

Esta es una labor que se debe hacer a detalle, sin intentar saltar líneas y mucho menos párrafos.

Puntualiza cuál es la tesis general del texto

Esto no es más que encontrar el objetivo general del escrito. Si se trata de realizar una lectura inferencial de un material escrito de carácter académico simplemente dirígete al resumen allí está concentrada esta información.

En otro tipo de documentos debes trasladarte a la introducción o en los primeros párrafos.

Precisa el conjunto de ideas secundarias y subordinadas

Estas no son más que el conjunto de ideas empleadas por el autor con el objetivo de apoyar su enfoque previamente argumentado en la idea principal. Estas ideas secundarias, al igual que las subordinadas, ofrecen una perspectiva más completa del tema.

Examina los elementos clave y de interés dentro del texto

Cuando estamos en presencia de un texto académico nos topamos con las palabras clave, estas nos ofrecen un claro panorama sobre el tema. No obstante, a lo largo de la lectura a detalle podemos encontrar algunas otras palabras en el texto.

Ten en consideración que no solo pueden ser palabras aisladas, sino que es posible encontrar frases recurrentes que precisamente son clave.

A esto es prudente aclarar y añadir a tus apuntes el enfoque teórico usado y/o propuesto por el autor, en especial si esta forma parte de los elementos de interés en tu investigación.

Aclara el marco de conclusiones presentadas por el autor

Es necesario que identifiques con claridad cuáles son las conclusiones que presenta el autor en su obra. De nuevo, en el caso de textos académicos esto resulta algo más sencillo, ya que las conclusiones se encuentran en un apartado especialmente dedicado para este fin.

Realiza una relectura

En este paso simplemente haz una nueva lectura del texto, pero haciendo hincapié en aquellos elementos que identificaste con antelación: ideas principales y secundarías, contenido de interés y las conclusiones.

Realiza un resumen de la información obtenida

El principal objetivo de las lecturas inferenciales es que podamos construir un escrito propio donde hagamos nuestro el contenido de información que nos interesa.

Acá es importante realizar una labor de síntesis que nos permita emplear este contenido una vez relacionado con nuestros conocimientos o los presentes en otras fuentes.

¿Cuáles son las ventajas de efectuar una lectura inferencial?

El proceso de elaboración de inferencias es un ejercicio de aprendizaje en el que creamos un conjunto de conclusiones de acuerdo a nuestros saberes en torno a un tema propuesto. De esta manera la lectura inferencial ofrece las siguientes ventajas:

  • Con la lectura inferencial, el lector está habilitado para realizar conexiones entre lo que lee y lo que sabe.
  • Facilita el entendimiento del contenido presente en un texto, ya que realizamos una apropiación de la información en nuestros propios términos.
  • Ofrece una atomización de la información contenida dentro de la obra escrita, necesaria para interpretar los objetivos presentados por el autor.
  • Permite discernir las conclusiones establecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.